El impacto de la bajante del Río Paraná: se perdieron USD 620 millones en exportaciones de harina y aceite de soja

El impacto de la bajante del Río Paraná: se perdieron USD 620 millones en exportaciones de harina y aceite de soja

Son cálculos realizados por economistas de la Bolsa de Comercio de Rosario. La problemática sigue limitando la carga de los barcos, hay diferencia de precios con Brasil y se registra un aumento de costos logísticos

La bajante del Paraná sigue afectando las exportaciones agroindustriales. (Bolsa de Comercio de Rosario)La bajante del Paraná sigue afectando las exportaciones agroindustriales. (Bolsa de Comercio de Rosario)

Desde septiembre de 2019, la bajante del Río Paraná genera enormes complicaciones y pérdidas a las exportaciones agroindustriales, que tienen un fuerte desarrollo en los puertos del Gran Rosario. Diferentes informes han determinado que con la altura del Paraná en niveles negativos en el hidrómetro del Puerto de Rosario y un panorama de continuidad de la tendencia decreciente, “ningún escenario espera una recuperación del nivel del agua al menos hasta diciembre de este año”, señalaron los técnicos del Instituto Nacional del Agua (INA).

Todo esta problemática está afectando los precios de exportación del complejo sojero, limitando la carga de los buques y obligar que las mismas tengan que ser desviadas a otros puertos, como los ubicados en el sur de la provincia de Buenos Aires, y además hay un crecimiento de los costos de logística. Un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario señaló que son más de 25 millones de toneladas de subproductos de la soja que han sido embarcadas en lo que va del presente año, estimando una pérdida de unos 620 millones de dólares para los mencionados embarques desde el Up River.El trabajo fue realizado por los economistas Emilce Terré, Julio Calzada y Guido D’Angelo.

Los especialistas comentaron que las exportaciones de harina y aceite de soja “se están embarcando actualmente con precios que limitan el ingreso de dólares a la Argentina, en vistas de la menor competitividad de la mercadería argentina y las severas dificultades en la logística portuaria por el escaso caudal de la Hidrovía Paraná-Paraguay a la altura de Rosario. Los mayores costos logísticos para sacar los productos desde los puertos a la vera del Paraná impactan sobre los precios de exportación para origen Gran Rosario, agrandando el diferencial con la mercadería brasilera”.Las pérdidas por la bajante del Paraná

Y agregaron: “En este sentido, la brecha entre el FOB Paranaguá y el FOB Up River/Rosario para la harina de soja se encuentra en este momento con su peor diferencial de precio FOB desde 2013. Para encontrar un diferencial aún peor para la harina, deberíamos remontarnos al período 2003-2005. La situación es más desventajosa aún para el aceite de soja argentino, ya que no se veía un diferencial de precios tan amplio desde el año 2008″.

Pérdidas

En el trabajo se mencionó que “las pérdidas en la harina de soja revisten una especial importancia en vistas de un diferencial que a lo largo de los años generalmente se ha encontrado en terreno positivo, es decir, con los precios FOB del Up River por encima de los de Paranaguá. El diferencial negativo impacta más con el alza de exportaciones de este producto fundamental que deriva de la soja. Luego del mínimo de 17,8 millones de toneladas en el período enero-agosto del 2020, las exportaciones se han recuperado y ya superan las 20,2 millones de toneladas en el mismo período”.

Con relación a la comercialización de aceite de soja al mundo, las pérdidas han sido aún más graves, donde si bien el diferencial de precios Up River-Paranaguá se ha encontrado generalmente a favor del puerto brasilero, “la divergencia de precios se ha acentuado con mucha fuerza en los últimos meses. No conforme con ello, la progresiva recuperación económica global ha alimentado la demanda de aceite de soja con especial énfasis, lo que llevó los embarques de 3,7 a 4,2 Mt, considerando los primeros ocho meses del año”, sostienen desde la BCR.

Pero además de las pérdidas en soja, hay un alto impacto en los precios de exportación de maíz. La bajante ha provocado una limitación de la carga de los buques desde Rosario, y que ha derivado en una operatoria récord del puerto de Bahía Blanca, en el sur de Buenos Aires. En el presente mes, según la BCR, el cereal registraba un precio promedio de 230 dólares la tonelada en Bahía blanca, mientras que en Rosario se ubicaba en 192 dólares la tonelada. En el mismo mes del año pasado, el precio del maíz embarcado en Bahía tuvo un promedio de 156 dólares la tonelada, y en Rosario de 158 dólares la tonelada.

fuente: infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *