Cortaron el puente a Victoria para volver a pedir que paren las quemas en las islas del Delta

Cortaron el puente a Victoria para volver a pedir que paren las quemas en las islas del Delta

La Multisectorial Humedales exigió «respuestas reales» ante el ecocidio perpetrado en la región y la postergación del tratamiento de la Ley de Humedales

La Multisectorial Humedales, ambientalistas y vecinos rosarinos, cortaron hoy el tránsito en el puente Rosario-Victoria, para exigir que se ponga fin “a los nuevos focos de incendio” que por estos días están “devastando” islas del Delta del Paraná.

Los manifestantes se convocaron a partir de las 15 horas, en la explanada que sube hacia el puente Rosario-Victoria, desde Boulevard Rondeau, donde interrumpieron el tránsito vehicular, en la mano que lleva desde Rosario hacia la vecina localidad entrerriana.

En ese lugar, donde los ambientalistas desplegaron una gran bandera con la leyenda “Somos Humedal”, permanecieron un par de horas y luego marcharon hasta la parte media del Puente.

El corte, que se extendió hasta las 19 horas, generó demoras a decenas de autos, camiones y camionetas que intentaban circulan por ese estratégico lugar que comunica a Santa Fe con Entre Ríos. Se hicieron presentes en el lugar cientos de manifestantes.

Los ecologistas dijeron que decidieron cortar el tránsito “ante la inmensa cantidad de nuevos focos de incendio en los humedales”, de los últimos días. Y anticiparon que adoptarán medidas similares “todas las veces que sean necesarias para que pongan fin a las quemas que están devastando territorios e islas del Delta y por una nueva Ley de Humedales ya”.

La protesta se decidió con “carácter de urgente”, debido a que ayer, en Villa Constitución, “el humedal transformado en ceniza caía sobre los patios de las casas. Las columnas de humo allí son inmensas”, dijo Julieta Bernabé, de la Multisectorial.

Tras señalar que hoy “hay nuevas quemas”, detalló que los focos de incendio de ayer “se veían a simple vista y continuaban hacia San Nicolás y Baradero”, donde, según vecinos, “los incendios se ubican en tierras donde se desarrollan actividades agroganaderas. Y eso se da pese a que después las autoridades nos hablen de bajante y pastos secos”.

“Nuestra respuesta ante la muerte de los ecosistemas, los daños a la salud de la población y la complicidad ineludible del Estado es la convicción cada vez más fuerte y multitudinaria de que el único camino a recorrer es la unión de la ciudadanía toda”, sostuvo, por su parte, Jorge, otro de los integrantes de la Multisectorial.

“Convocamos a esta protesta también por una democracia ambiental donde el bien común y la voluntad de los ciudadanos estén por encima de cualquier interés económico particular. Por el derecho a la vida de nuestra flora y fauna autóctona. Por el fin de la complicidad”, añadió.

En tanto, Bernabé explicó que los humedales “están amenazados cuando no devastados por incontables actividades productivas que el mismo Estado está habilitando”.

En ese marco, Bernabé señaló que pese a la travesía náutica y terrestre del último 18 de agosto, y la manifestación realizada por ecologistas frente al Congreso de la Nación, para pedir la urgente sanción de la Ley de Humedales “la respuesta fue un no rotundo”.

El último corte de magnitud llevado a cabo por la Multisectorial y otras organizaciones había ocurrido durante octubre y noviembre del año pasado. Por entonces también hicieron un acampe para exigir una normativa que prevenga el ecocidio en el humedal.

fuente: elciudadanoweb.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *