A 202 años de su fundación, La Guardia merece mayor protagonismo en la historia provincial

A 202 años de su fundación, La Guardia merece mayor protagonismo en la historia provincial

Los festejos comienzan hoy y se extienden hasta la próxima semana. Los habilitantes exhiben con orgullo el origen del actual barrio capitalino y demandan a las autoridades un mayor compromiso para potenciar la zona costera.  

Como ya es costumbre, los habitantes de La Guardia celebrarán 202 años de vida con un acto protocolar que tendrá lugar hoy, a la hora 10, en la plaza denominada La Guardia de López. En esta ocasión, los vecinos podrán depositar un deseo en la burbuja del tiempo que será enterrada con el propósito de abrirla nuevamente dentro de 50 años.

Por sexto año consecutivo, referentes de distintas instituciones locales se nuclearon en una comisión organizadora de los festejos que continuarán el viernes 15 y sábado 16, en la plaza Nuestros Héroes de Malvinas, desde las 17 horas, con la presentación de artistas populares de la zona.

La Guardia de López

El Santafesino conversó con un vecino y referente, Alberto Gauna, para conocer más detalles sobre el pasado y el presente de este barrio ubicado a 6 kilómetros del centro capitalino.

“Su verdadero nombre es La Guardia de López, aunque hoy se la conoce sólo como La Guardia. Fue fundada un 12 de octubre de 1819 cuando el, por entonces gobernador de la provincia, Brigadier Estanislao López habilita el primer fortín de guardia. Su símbolo es un mangrullo, que es lo que se ha construido en una de las plazas que tiene el barrio. A partir de 1819, comienza un barrio con historia propia”, relata el lugareño.

Desde entonces y hasta la fecha, han existido situaciones favorables y adversas. Entre las primeras, Gauna destaca las 5 fábricas de cerámica y 16 hornos de ladrillos que se instalaron en La Guardia para aprovechar las bondades de la tierra. Si bien siempre estuvo habitado, el crecimiento económico incrementó la cantidad de personas que se fueron asentando en las tierras costeras. Por supuesto, eso hizo que se fueran instalando una escuela, una comisaría, una capilla, un centro de salud y una delegación municipal.

Entre las situaciones adversas que atravesaron los pobladores, destaca las constantes inundaciones del río que hicieron “bajar los brazos a los empresarios porque, año tras año, se dañaban muchísimo las estructuras”. En ese sentido, el vecino de 70 años recuerda que “cuando el Paraná crecía había que dejar la vivienda, alquilar otra o irse al costado de la ruta”. Esa situación cambió con la construcción de las defensas contra inundaciones en la década del ’90.

Un lugar clave

Tal como su nombre lo indica, La Guardia siempre fue un lugar clave para la zona. Actualmente, está ubicada a la vera de la Ruta Nacional Nº 168, en el Corredor Bioceánico que une los países que conforman el Mercosur.

“Hoy contamos casi con 5000 habitantes en lo que comprende el sector centro, Bajada Distéfano, la zona de La Guardia norte -que antes se llamaba El Bañado- y parte de lo que es el sector de vía muerta detrás del obrador de Vialidad Nacional. Se ha incrementado la cantidad de pobladores porque es una zona tranquila donde todavía podemos sentarnos en la puerta a tomar mates o jugar en la calle”.

Las principales urgencias

Gauna sostiene que La Guardia está ubicada en “pleno Corredor Bioceánico pero el olvido oficial en cuanto a obras y servicios es tremendo”.

El principal reclamo consiste en dotar al barrio del servicio de desagües cloacales. En ese sentido, el vecino explica que “la red de la cloaca máxima pasa por el medio de La Guardia y muere en río Colastiné” pero cuando solicitan ser incluidos en el sistema, los organismos competentes, responden: “no, porque ustedes están fuera del servicio”.

El referente territorial de CAMCO también subraya la importancia de “incluir a La Guardia en los libros de historia de la provincia de Santa Fe”. En ese sentido, instó a las autoridades provinciales y municipales a comprometerse con esta causa que busca poner en valor un fragmento de la historia y la cultura santafesina.

“A veces, no toman conciencia de lo que puede ofrecer este barrio en materia turística”, añade Gauna en referencia al espectacular paisaje costero que la naturaleza le sigue regalando a los lugareños y a los visitantes. En los tiempos que corren, suena apropiada la petición de incorporar a La Guardia en el corredor turístico de la provincia para incrementar la oferta laboral y potenciar el desarrollo de una zona clave.

fuente: elsantafesino.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *